Posted by: mariguana13 | March 25, 2010

Si decidiste consumir marihuana o hachís ten en cuenta lo siguiente:

  • Tratá de conseguirla con alguien de tu confianza para asegurarte de que lo que te venden es de buena calidad. Para detectar posibles adulteraciones o “cortes”, hacé la “prueba de la boquilla”. Probá siempre la primera pitada de marihuana con una boquilla para reducir nicotina y alquitrán de los cigarrillos.  Si se vuelve negra enseguida es porque contiene goma arábica u otras porquerías.  Tirala sin pensarlo más.
  • Las primeras veces (si nunca fumaste o estás experimentando con una sustancia que no conocés), fumá en compañía de alguien de tu confianza. Quizás esto te ayude a sentirte más seguro. No fumes estando solo si  no sabés cómo te va a “pegar”.
  • El ambiente adecuado para consumir marihuana es una ambiente donde puedas estar tranquilo y relajado, sin estímulos estridentes como ruidos o aglomeraciones de gente.
  • No consumas marihuana si estás desanimado, de mal humor o poco predispuesto, podría “pegarte mal” y generarte efectos desagradables.
  • Es preferible que no mezcles marihuana con alcohol porque podría generarte vómitos. Además, podría generarte una lipotimia (mareo o desmayo) al combinarse el efecto vasodilatador del alcohol y el aumento del consumo cerebral de oxígeno que produce la marihuana.  La necesidad de más oxígeno cerebral y una menor disponibilidad del mismo pueden conducir a la lipotimia.
  • Si notás ansiedad o paranoia cuando fumás, dejá de fumar y relajate.  La ansiedad, el desánimo, la paranoia se presentan en ocasiones como reacciones negativas secundarias al consumo de marihuana, pero en la inmensa mayoría de las ocasiones son pasajeras.  Si las notás, no te asustes, dejá de fumar, relajate y espera con tranquilidad a que vayan desapareciendo.
  • Si algún amigo sufre un “mal viaje”, tranquilizalo, tratalo con dulzura mientras se le pasa. Si se encuentra aterrorizado, se siente perseguido o con pánico, mantené la calma, llevalo a un lugar relajado y tranquilizalo.  Tratalo con afecto, evitando comentarios de mal gusto o gestos que pueda interpretar como una amenaza.  Dale la seguridad de que poco a poco se va a mejorar se le va a pasar la sensación desagradable.  Si aumenta la agitación o el delirio paranoico de forma preocupante, buscá a un médico u otro técnico especialista.

  • Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s

    Categories

    %d bloggers like this: